Viernes, 14 de junio de 2024
Buscar
Viernes, 14 de junio de 2024
Buscar

“Medidas Ejemplares” Las Claves de la obligada caída de Rubiales

Rubiales

Jenni Hermoso, tras el incidente con Rubiales, ha hablado a través de su sindicato Futpro, que en un comunicado, expresó su «firme y rotunda condena ante conductas que atenten contra la dignidad de las mujeres». Hermoso, respaldada por su agencia TMJ, ha señalado que ambas entidades están defendiendo sus intereses y actuando como interlocutores de la jugadora.

La reciente victoria de la selección femenina en el mundial ha sido ensombrecida por un acto que ha causado revuelo y rechazo a nivel nacional e internacional. En un momento que debía ser de celebración y reconocimiento para las jugadoras, un gesto que podría ser constitutivo de delito por parte del presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, hacia la jugadora Jenni Hermoso, ha desviado la atención de los logros de una generación que ha levantado un mundial y ha generado una ola de críticas y denuncias más que justificadas. Una vez más, un hombre acapara los focos en un escenario donde el éxito pertenece a ellas.

La indignación no se ha hecho esperar. Diversas asociaciones y sindicatos han elevado su voz en contra de este acto, calificándolo de inaceptable y exigiendo medidas contundentes. La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha sido una de las entidades que ha pedido la dimisión de Rubiales. Además, se han presentado denuncias ante el Consejo Superior de Deportes, lo que podría llevar a la inhabilitación de Rubiales. La presión política también se ha sumado a las críticas, con figuras destacadas señalando que las disculpas ofrecidas son insuficientes.

Es esencial que no olvidemos a quienes deberíamos estar homenajeando: las jugadoras. Ellas son las verdaderas protagonistas y merecen todo el reconocimiento y apoyo. Es hora de que las acciones y decisiones tomadas reflejen el respeto y valor que merecen, y que incidentes como este no vuelvan a opacar los éxito de ninguna mujer nunca más.

Consecuencias legales para Rubiales

El comportamiento de Rubiales, que en un acto de celebración besó a la jugadora Jenni Hermoso sin su consentimiento, ha sido calificado por muchos como una agresión sexual. Esta acción, que tuvo lugar en un contexto en el que Rubiales ostentaba una posición de autoridad, ha llevado a que diversas voces exijan su dimisión. Incluso el presidente del Getafe ha solicitado que Rubiales deje su cargo, calificando su comportamiento como «lamentable».

Sumar, el partido que lidera Yolanda Díaz,  ha dado un paso más allá, presentando una denuncia por infracción grave contra Rubiales ante el Consejo Superior de Deportes. En su denuncia, Sumar argumenta que el acto podría ser calificado como una agresión sexual y solicita que Rubiales sea apartado de su cargo y se active el protocolo de actuación frente a la violencia sexual.

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ha manifestado que las disculpas ofrecidas por Rubiales no son suficientes y ha instado a la Federación a tomar medidas. Esta situación ha puesto de manifiesto la importancia de garantizar la libertad sexual y el respeto hacia las mujeres en todos los ámbitos, incluido el deportivo.

Futpro ha instado a la RFEF a implementar protocolos adecuados, velar por los derechos de las jugadoras y adoptar «medidas ejemplares». El sindicato subraya la importancia de que la selección, campeona del mundo, esté representada por figuras que reflejen valores de igualdad y respeto. Además, Futpro ha hecho un llamado al Consejo Superior de Deportes para que promueva activamente la prevención e intervención ante el acoso o abuso sexual, el machismo y el sexismo. En sus palabras, es esencial «continuar avanzando en la lucha por la igualdad, una lucha que nuestras jugadoras han liderado con determinación».

Una sociedad en evolución exige cambios

La indignación generada por el comportamiento de Rubiales ha trascendido las fronteras del deporte, convirtiéndose en un símbolo de la lucha contra la discriminación y el machismo en la sociedad española. Las redes sociales se han inundado de mensajes de apoyo a Jenni Hermoso y de repulsa hacia actitudes que, en pleno siglo XXI, no tienen cabida. El mensaje es claro: la sociedad española no tolerará actitudes que menoscaben la dignidad y los derechos de las mujeres.

El incidente protagonizado por Rubiales ha dejado en evidencia las carencias que aún existen en materia de igualdad de género. Sin embargo, también ha demostrado la capacidad de la sociedad española para unirse y exigir cambios. Es esencial que este impulso no se pierda y que se traduzca en acciones concretas que garanticen un futuro más igualitario y respetuoso para todas las personas. La lucha feminista es una lucha de todos y todas, y es responsabilidad de cada individuo contribuir a construir una sociedad más justa e igualitaria.

 

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos