Martes, 18 de junio de 2024
Buscar
Martes, 18 de junio de 2024
Buscar

Las monjas de Belorado llevan al Arzobispo de Burgos ante la Justicia por “abusar de su poder”

Las monjas de Belorado llevan al Arzobispo de Burgos ante la Justicia por “abusar de su poder”

Las monjas clarisas del convento de Belorado han presentado una denuncia contra el arzobispo de Burgos, Mario Iceta, por presunto «abuso de poder y usurpación de la representación legal». La abadesa de la comunidad, Sor Isabel de la Trinidad, asegura que Iceta ha violado su derecho fundamental de asociación al intentar tomar el control del monasterio tras su separación de la Iglesia Católica.

Según ha explicado el portavoz de las religiosas, José Ceacero, la denuncia se ampara en el artículo 22 de la Constitución española, que recoge el derecho de asociación. Ceacero ha subrayado que las monjas se separaron voluntariamente de la jurisdicción eclesiástica el pasado 13 de mayo, notificándoselo a Iceta por burofax al día siguiente. Por tanto, sostiene que el Derecho Canónico ya no les es aplicable y que el convento pertenece íntegramente a la comunidad.

El monasterio de Belorado en el centro de la polémica.

La disputa por la propiedad del monasterio ha centrado el conflicto entre las clarisas y la diócesis burgalesa. Mientras las monjas defienden que el inmueble es suyo al 100% por ser un monasterio «sui iuris» (de derecho propio), la Iglesia considera que, al haber abandonado la fe católica, la comunidad ha perdido sus derechos sobre el edificio. Sin embargo, Ceacero insiste en que «ninguna confesión está por encima de la ley civil» y que el nombramiento de Iceta como comisario pontificio «no tiene valor ninguno».

La denuncia, que consta de un centenar de páginas, ha sido interpuesta en la Comisaría de Policía Nacional de Logroño. En ella, las monjas acusan a Iceta de «violación del derecho fundamental de asociación y el principio de libre separación voluntaria», así como de «abuso de poder y usurpación de la representación legal». Paralelamente, Ceacero ha confirmado que tanto él como el polémico obispo Pablo de Rojas permanecerán en el convento «mientras la madre abadesa requiera nuestros servicios».

El conflicto entre las clarisas de Belorado y la Iglesia Católica estalló este mes de mayo, cuando la comunidad anunció su ruptura con Roma para seguir los postulados del obispo excomulgado Pablo de Rojas. Desde entonces, la tensión ha ido en aumento, con acusaciones cruzadas y denuncias por ambas partes. Mientras Iceta ha intentado asumir el control del monasterio y expulsar a De Rojas y Ceacero, las monjas se han atrincherado en el convento y han buscado amparo en la justicia civil. Un cisma que parece abocado a dirimirse en los tribunales.

 

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos