Jueves, 14 de junio de 2024
Buscar
Jueves, 14 de junio de 2024
Buscar

¡Cataluña a las urnas el 12 de mayo! Pere Aragonès convoca elecciones anticipadas

Pere Aragonès convoca elecciones anticipadas

En una decisión que marca un antes y un después en la política catalana, Pere Aragonès, president de la Generalitat, ha puesto fecha a las próximas elecciones autonómicas: el 12 de mayo. Este anuncio, resultado directo del rechazo parlamentario a los Presupuestos de 2024, no solo subraya la tensión existente en el panorama político catalán sino que también reafirma el carácter crítico de esta convocatoria electoral.

La fallida votación de las cuentas, que se saldó con una mayoría ajustada en contra, ha evidenciado la fractura dentro del Parlament y ha precipitado la decisión de Aragonès de adelantar los comicios. En este contexto, la figura del PSC, liderada por Salvador Illa, emerge como la principal fuerza de oposición, posicionándose como alternativa frente al independentismo que, hasta ahora, ha dominado el escenario político catalán. Subrayó que Cataluña necesita un «gobierno fuerte y estable», alejado de vaivenes independentistas. «El PSC está preparado y yo estoy preparado», proclamó con firmeza.

Un Parlament con dificultades para llegar a acuerdos.

La crucial votación sobre las cuentas, celebrada este miércoles, desembocó en un auténtico naufragio parlamentario para el maltrecho Govern de Esquerra Republicana. Las enmiendas prosperaron con una ajustadísima mayoría de 68 síes frente a 67 noes.

«Como president asumo la responsabilidad del bloqueo», declaró solemnemente Aragonès al anunciar la convocatoria electoral de manera abrupta. Lamentó que los grupos votaran en contra de unos presupuestos «buenos y necesarios» para Catalunya.

«El 12 de mayo los ciudadanos catalanes decidirán entre la responsabilidad y la irresponsabilidad», advirtió con tono grave Aragonès. Describió dos modelos políticos antagónicos: uno «conformista, anclado al pasado» y otro «netamente republicano, ambicioso y orientado a la libertad plena del pueblo catalán».

Por otro lado, la contienda electoral se presume intensa, con Junts per Catalunya aferrándose a la figura de Carles Puigdemont, en un intento de revalidar su proyecto independentista. Jordi Turull, secretario general de Junts per Catalunya, aseguró que su formación afronta los comicios con «determinación y humildad». Insistió en que trabajarán para que Carles Puigdemont pueda encabezar su lista electoral.

Jéssica Albiach, de los Comuns, y otras voces dentro del parlamento reprochan a Pere Aragonès el manejo de la situación, apuntando a un liderazgo que no ha sabido o no ha querido negociar una mayoría sólida para sacar adelante los presupuestos. La líder de los Comuns, recriminó a Aragonès que «centrifugue responsabilidades». Criticó que actuó «como si tuviera mayoría absoluta, cuando tiene una exigua minoría».

El ‘no’ que desencadenó la convocatoria.

Si Cataluña va a las urnas el 12 de mayo es por la noticia que llegó tras consumarse el rechazo de la formación En Comú Podem a los Presupuestos de la Generalitat para 2024. El principal y espinoso escollo que impidió la aprobación de las cuentas fue el polémico proyecto de ocio Hard Rock, que incluye la construcción de un enorme macrocasino en pleno corazón del área metropolitana de Barcelona.

Los comunes, socios clave del Govern, exigían paralizar de forma tajante e inmediata esta iniciativa por su impacto ambiental y urbanístico. Por contra, el Ejecutivo de Aragonès sólo aceptaba encargar un estudio para determinar si se podía aplicar una moratoria sobre el macrocomplejo, en base a la severa situación de sequía que atraviesa Catalunya.

Un ciclo electoral que llega ya a Cataluña.

Tras la fallida y tensa votación en el Parlament, el president Pere Aragonès reunió de urgencia a su equipo de confianza para tomar una decisión sobre cómo proceder. Y el acuerdo alcanzado fue contundente: adelanto electoral fulminante pese a que los comicios autonómicos estaban inicialmente previstos para finales de 2024.

Esta convocatoria de elecciones anticipadas del 12 de mayo se presenta, pues, como un punto de inflexión. Un momento donde los catalanes decidirán no sólo sobre sus representantes sino sobre el rumbo político y social de Cataluña.

La decisión de Aragonès de adelantar las elecciones pone de relieve la complejidad del momento político que vive Cataluña. La crisis desencadenada por el rechazo a los Presupuestos ha mostrado la fragilidad de un Govern que, pese a sus esfuerzos, no ha conseguido asegurar el apoyo necesario para sacar adelante sus cuentas.

En última instancia, ver a Cataluña en las urnas el 12 de mayo será algo más que una fecha de calendario electoral. Serán unas elecciones que no solo están marcadas por el debate político interno sino que también tendrá efectos en la política española y por supuesto en los comicios europeos del próximo Junio.

 

Más en Nexo Noticias.

 

Te recomendamos