Martes, 18 de junio de 2024
Buscar
Martes, 18 de junio de 2024
Buscar

Detienen a los ladrones de la joyería de San Pablo

La tranquilidad de la madrugada en Burgos se vio interrumpida cuando tres individuos, uno de ellos aún no alcanza la mayoría de edad, decidieron irrumpir en una joyería ubicada en la emblemática calle San Pablo. Armados con determinación y herramientas, estos sujetos no dudaron en causar destrozos para hacerse con valiosas piezas.

Pasadas las cuatro de la madrugada del pasado martes, las alarmas de la Relojería Aparicio se activaron, alertando a las autoridades sobre un posible robo en curso. Estos ladrones, equipados con mazas y ataviados para eludir las cámaras de seguridad, lograron levantar la verja protectora del establecimiento. Una vez superado este obstáculo, su siguiente objetivo fue el escaparate, el cual no resistió los embates de sus herramientas.

Mientras el silencio desparecía por el sonido de cristales rotos, en el interior del local, relojes y otras joyas de gran valor eran sustraídas rápidamente. Sin embargo, lo que no anticiparon estos delincuentes fue la pronta respuesta de la Policía Nacional. Una patrulla cercana, alertada por el sistema de seguridad, se dirigió inmediatamente al lugar del incidente.

El primer indicio de que algo no iba bien fue el descubrimiento de cajas y expositores vacíos en las inmediaciones de la joyería. Además, algunas piezas robadas fueron encontradas en calles aledañas, dejadas atrás en su apresurada huida. La colaboración entre la Policía Local y la Policía Nacional fue crucial para el desenlace de esta historia.

Tras una búsqueda exhaustiva, dos de los sospechosos fueron localizados en un almacén abandonado, escondidos detrás de unas chapas. El tercer cómplice fue hallado en su domicilio, donde, al ser confrontado por las autoridades, entregó voluntariamente parte del botín robado.

A pesar de la rapidez con la que actuaron, estos ladrones no contaron con la eficacia y coordinación de las fuerzas de seguridad. Tras ser detenidos, fueron puestos a disposición judicial. El menor involucrado en este delito fue trasladado a un centro de reclusión para menores por orden de la fiscalía.

La comunidad de Burgos puede sentirse más segura sabiendo que las autoridades están siempre alerta, listas para actuar ante cualquier amenaza.

 

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos