Viernes, 14 de junio de 2024
Buscar
Viernes, 14 de junio de 2024
Buscar

El programa Buena Vecindad continúa a pesar de la negativa del Ayuntamiento de Valladolid a seguir colaborando

Programa Buena Vecindad

Desde su inicio en 2018, el programa Buena Vecindad, centrado en el acompañamiento a personas mayores e impulsado por la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid, ha marcado una diferencia significativa en la lucha contra la soledad no deseada en la tercera edad. Operando con un presupuesto anual modesto de 5.000€, este proyecto ha demostrado ser un ejemplo de eficiencia y compromiso social, mejorando continuamente gracias a la labor de diversos profesionales y la coordinación con los Centros de Acción Social (CEAS).

El programa Buena vecindad es un pilar en la lucha contra la soledad no deseada en Valladolid.

Este último año, el programa ha brindado apoyo a 20 usuarias y usuarios de distintos barrios, contando con la participación altruista de 45 voluntarios y voluntarias de diversas edades, incluyendo a jóvenes de la Universidad de Valladolid (UVA). Estas personas han contribuido a través de actividades como paseos, encuentros grupales, charlas y exposiciones, fomentando un enriquecedor intercambio generacional.

La iniciativa ha buscado también la colaboración con otras entidades para optimizar su servicio, evidenciando un enfoque integral y comunitario en su ejecución. Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos y resultados positivos, el programa enfrenta ahora un futuro incierto.

En septiembre de 2023, la asociación solicitó la renovación de su convenio con el Ayuntamiento de Valladolid, vital para la continuidad del proyecto. Tras una reunión en diciembre con la Concejalía de Personas Mayores, Familia y Servicios Sociales, donde se presentó el programa de Buena Vecindad y se reiteró la petición de renovación, la asociación solo ha recibido silencio como respuesta. Más alarmante aún, se ha revelado recientemente que el Ayuntamiento no ha asignado presupuesto para este esencial proyecto en el próximo año fiscal.

Esta falta de reconocimiento y apoyo por parte de la actual administración municipal se recibe con profunda decepción por parte de la organización y el voluntariado del programa. La Federación, consciente del grave impacto de la soledad no deseada en la población mayor, ha reafirmado su compromiso de seguir adelante con el proyecto, a pesar de la eliminación del convenio que, cabe destacar, no representaba una carga económica significativa para el Ayuntamiento.

 

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos