Jueves, 13 de junio de 2024
Buscar
Jueves, 13 de junio de 2024
Buscar

Podemos rompe con Sumar y pasa a formar parte del Grupo Mixto en el Congreso

Podemos rompe con Sumar y pasa a formar parte del Grupo Mixto en el Congreso Podemos ha anunciado su salida del grupo parlamentario de Sumar para unirse al Grupo Mixto en el Congreso. Esta decisión, que marca un punto de inflexión en la dinámica parlamentaria española, responde a la necesidad de la formación morada de garantizar una mayor autonomía y efectividad en su acción política. La decisión, tomada por el secretariado de Podemos, se venía gestando desde el último debate de investidura de Pedro Sánchez y se ha consolidado tras la exclusión de Podemos del Consejo de Ministros. Según fuentes internas, la formación liderada por Ione Belarra se sentía arrinconada y limitada en su capacidad de presentar iniciativas y participar en debates importantes dentro del grupo Sumar. El portavoz de Podemos, Javier Sánchez Serna, ha expresado su frustración ante la imposibilidad de hacer política efectiva dentro de Sumar. La gota que colmó el vaso fue la reciente comparecencia del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, sobre Palestina, donde Podemos no pudo intervenir de manera autónoma. Serna destacó la importancia de tener una voz propia en temas críticos como la condena al genocidio en Gaza y la exigencia de acciones concretas al presidente del Gobierno. Con su incorporación al Grupo Mixto, Podemos no solo abre una brecha en la mayoría de progresista que sostiene a Sánchez, sino que también adquiere un papel más prominente en la defensa de sus postulados. Esta maniobra les garantiza protagonismo y la posibilidad de ejercer la portavocía del grupo durante dos tercios de la legislatura, lo que les permitirá presentar iniciativas que antes no podían. Este cambio estratégico de Podemos ha generado un impacto considerable en el Congreso, con muchos diputados de Sumar y Podemos abandonando el hemiciclo tras conocerse la noticia. La tensión y la sorpresa eran palpables entre los miembros de ambos grupos. La decisión de Podemos de pasar al Grupo Mixto no solo responde a una estrategia política, sino también a una necesidad de reafirmar su identidad y principios. Según Sánchez Serna, Podemos no está en política para conservar un escaño o calentar un sillón, sino para impulsar cambios valientes y ambiciosos. La formación morada busca recuperar la unidad del bloque democrático y volver a gobernar en coalición, manteniendo su compromiso con las mayorías sociales del país. En resumen, la salida de Podemos de Sumar y su paso al Grupo Mixto representa un punto de inflexión en la política española. Esta decisión no solo afecta la dinámica interna de Podemos, sino que también tiene implicaciones significativas para el panorama político general, especialmente en lo que respecta a las futuras negociaciones y alianzas en el Congreso.

Podemos rompe con Sumar y decide abandonar el grupo parlamentario para trasladarse al Grupo Mixto. Esta decisión, anunciada por el portavoz de Podemos, Javier Sánchez Serna, refleja una profunda fractura en las alianzas políticas establecidas. Sánchez Serna expresó su frustración, señalando que Podemos se ha visto marginado en términos de participación política y representación parlamentaria.

La transición de Podemos al Grupo Mixto se produce tras un período de tensiones crecientes con Sumar. Según Sánchez Serna, Podemos ha enfrentado obstáculos significativos dentro del grupo parlamentario, limitando su capacidad para presentar iniciativas y participar en debates clave. Esta situación ha llevado a Podemos a buscar un espacio donde puedan ejercer su política con mayor libertad y autonomía.

Por otro lado, la portavoz de Sumar, Marta Lois, ha expresado su sorpresa y decepción ante la decisión de Podemos. Lois ha calificado la acción de Podemos como una deslealtad hacia los votantes que apoyaron la coalición electoral entre Podemos y Sumar. Además, ha enfatizado la importancia de mantener la unidad frente a los desafíos políticos actuales, especialmente ante la oposición de las derechas.

Esta decisión en la que Podemos rompe con Sumar y se une al Grupo Mixto representa un cambio significativo en el panorama político español. Sánchez Serna ha reiterado que la intención de Podemos es continuar impulsando políticas progresistas y transformaciones valientes desde el Congreso. Ha enfatizado que su compromiso no es con los cargos o posiciones de poder, sino con la promoción de cambios significativos en beneficio de las mayorías sociales.

Este cambio de alianza plantea interrogantes sobre el futuro de las relaciones entre Podemos y el gobierno actual. Sánchez Serna ha asegurado que Podemos, ahora que rompe con Sumar, utilizará su posición en el Grupo Mixto para fomentar medidas progresistas y mejorar la vida de las familias trabajadoras en España. A pesar de no formar parte del gobierno, Podemos busca mantener su influencia y capacidad para incidir en la política nacional.

Paralizadas las negociaciones para las elecciones gallegas entre Sumar Galicia y Podemos Galicia.

El espacio político de la izquierda gallega ha entrado en un período de incertidumbre tras el reciente cese temporal de diálogos entre Sumar Galicia y Podemos Galicia. Esta decisión llega en un contexto complejo, marcado por la reciente salida de cinco diputados de Podemos del grupo liderado por Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno, para unirse al Grupo Mixto en el Congreso.  Esta pausa en las conversaciones se da en un momento crítico, justo después de los encuentros iniciales tras la formación de la organización en la región, que aún no ha revelado la composición de su equipo promotor.

El núcleo de la disputa radica en la incertidumbre sobre la dirección y el compromiso de Podemos Galicia con el proyecto Sumar Galicia. Esto implica clarificar si Podemos Galicia se distanciará o no de la postura de sus diputados en el Congreso.

Estas dudas surgen en medio de negociaciones avanzadas entre Podemos Galicia y Esquerda Unida-Izquierda Unida, quienes ya habían iniciado conversaciones para las próximas elecciones autonómicas, incluso antes de la formación oficial de Sumar Galicia como partido político.

Esta situación ha generado una tensión creciente, exacerbada por la falta de implicación de Podemos Galicia y Esquerda Unida-Izquierda Unida en la promotora de Sumar Galicia. Estas organizaciones ya habían comenzado a dialogar sobre estrategias electorales autonómicas, aguardando a que Sumar Galicia clarificara su intención de participar en las elecciones.

La relación entre Sumar Galicia y Podemos Galicia, hasta ahora aliados potenciales, enfrenta un momento decisivo. La resolución de estas tensiones y la clarificación de las intenciones y compromisos políticos de ambas partes serán cruciales para el futuro político en Galicia, especialmente de cara a las próximas elecciones autonómicas.

 

Más en Nexo Noticias.

 

Te recomendamos