Jueves, 13 de junio de 2024
Buscar
Jueves, 13 de junio de 2024
Buscar

El ataque más letal de Israel en Siria desde 2021 desencadena temor de guerra en la zona y puede cambiar los parámetros del conflicto con Gaza

El ataque más letal de Israel en Siria desde 2021 desencadena temor de guerra en la zona y puede cambiar los parámetros del conflicto con Gaza

Israel ha elevado la escalada en su campaña contra la milicia libanesa de Hezbolá con un bombardeo devastador en Siria, marcando el ataque más mortífero en tres años contra fuerzas vinculadas a Irán. El saldo preliminar reporta alrededor de 40 muertos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, en un incidente que agudiza las tensiones en la región, alimentando el temor de una guerra a gran escala.

A lo largo de la última década, las Fuerzas Armadas de Israel han realizado cientos de ataques aéreos contra miembros y depósitos de armas de milicias aliadas de Teherán, especialmente Hezbolá, aprovechando el conflicto en Siria y la influencia de Rusia en el espacio aéreo del país. El área afectada por el reciente bombardeo, los alrededores del aeropuerto de Alepo, ha sido un objetivo recurrente en esta contienda, caracterizada por los conflictos en torno al transporte de armamento.

Este bombardeo, que Israel no ha reivindicado como es habitual, ha dejado un número inusual de víctimas mortales, alcanzando al menos 42, según el Observatorio. Entre los fallecidos se encuentran seis miembros de Hezbolá y el resto son soldados sirios. Si bien algunas fuentes reducen la cifra a 38, la gravedad del incidente no se diluye. La identificación de un destacado comandante de Hezbolá entre las víctimas destaca la importancia estratégica del objetivo, un almacén de misiles cercano al aeropuerto de Alepo y otras instalaciones utilizadas por la milicia.

Una madrugada oscura.

Los ataques aéreos se llevaron a cabo en la madrugada en varios puntos del campo alrededor de Alepo, mientras que grupos rebeldes desde Idlib y el oeste de Alepo llevaron a cabo ataques en respuesta. La información oficial siria señala que el ataque israelí causó víctimas civiles y militares, aunque no proporciona detalles específicos al respecto.

Desde el inicio de la guerra en Gaza en octubre, Israel y Hezbolá han mantenido un intercambio constante de ataques que, en otras circunstancias, podría haber desencadenado un conflicto a gran escala. La tensión se ha intensificado en los últimos días, con un aumento en los ataques con cohetes desde Líbano y bombardeos israelíes más letales y distantes de la frontera.

El jueves, las Fuerzas Armadas israelíes realizaron un ataque más allá de la frontera, en lo que fue la jornada más mortífera en seis meses. Los bombardeos aéreos en Líbano cobraron la vida de 16 personas, mientras que un proyectil lanzado por Hezbolá en dirección a Kiriat Shmoná, una ciudad evacuada en Israel, dejó una víctima mortal. Ante esta escalada de violencia, la misión de cascos azules en Líbano expresó su profunda preocupación por el aumento de la violencia, que ha resultado en un alto número de muertes civiles y la destrucción de propiedades.

Hezbolá, junto con otros aliados de Irán, ha consolidado su presencia en diversas zonas de Siria, aprovechando el control del país por parte del presidente Bachar el Asad. Estos avances han llevado a una intensificación de los esfuerzos por parte de Israel para forzar a la milicia a aceptar un acuerdo diplomático que la aleje de la frontera. Sin embargo, el riesgo de un conflicto a gran escala persiste, con consecuencias devastadoras para la región.

Un rastro de muerte que continúa en aumento.

En los últimos seis meses de enfrentamientos, las Fuerzas Armadas israelíes han causado la muerte de alrededor de 320 personas, la mayoría de ellas miembros de Hezbolá, junto con un número significativo de civiles. Los ataques con cohetes desde Líbano han cobrado la vida de unas 20 personas, principalmente soldados israelíes. Ante este panorama, la urgencia de un alto el fuego se vuelve cada vez más evidente, aunque las tensiones persisten y la amenaza de una escalada militar sigue latente en la región.

El ataque puede responder a la estrategia de Israel de justificar el genocidio que están llevando a cabo en Gaza, extendiendo el conflicto con Siria , Líbano, Yemen, Irán e Irak. La imagen de Israel de cara a la comunidad internacional está desgastada y generando y ampliando un escenario de conflicto a otros puntos de la región es más probable que reciban ayuda financiera internacional por parte de Estados Unidos y la Unión Europea que en la actualidad, asimismo cambiarían su actual imagen, totalmente denostada por la masacre sistemática a la que someten al pueblo gazatí desde octubre.

 

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos