Viernes, 14 de junio de 2024
Buscar
Viernes, 14 de junio de 2024
Buscar

El carril bici pierde espacio en Valladolid

El espacio destinado al carril bici en Valladolid sufre un revés. La reciente modificación de la Ordenanza Municipal se perfila como una amenaza para la consolidación de una movilidad más verde y saludable en la ciudad.

La Junta de Gobierno y la Comisión Informativa han acordado derogar parcialmente y alterar una normativa existente. A primera vista, la razón esencial parece ser, facilitar la convivencia de los diversos modos de tráfico. Sin embargo, este cambio incide directamente en la reducción de los carriles bici, constituyendo un retroceso en la promoción de una movilidad sostenible en Valladolid.

La Ordenanza, ajustada y publicada en el BOP el 13 de julio de 2022, modifica la configuración de los carriles bus taxi. Estos permitirán ahora el paso a motocicletas, vehículos eléctricos y de transporte de mercancías, reduciendo, en la práctica, el espacio para carriles bici.

Inicialmente, la normativa preveía la instalación de dos carriles bici en el Paseo de Isabel la Católica y en la Avenida de Gijón, así como 21 carriles bus taxi en el centro de la ciudad. Sin embargo, un informe del Centro de Movilidad del Ayuntamiento de Valladolid ha expuesto la necesidad de una revisión de estas disposiciones, evidenciando problemas derivados de una rigidez excesiva en las medidas de movilidad adoptadas.

Los problemas identificados van desde una reducción del 50% de la capacidad de tráfico en el Paseo de Isabel la Católica hasta dificultades para el Servicio de Extinción de Incendios en la Avenida de Gijón, debido a la configuración del carril bici.

Este panorama ha llevado a considerar la eliminación de los mencionados carriles bici. No obstante, se promete buscar alternativas para que la movilidad ciclista continúe sin interferir en otros modos de desplazamiento. A pesar de esta promesa, los ciclistas enfrentan un futuro incierto, en donde su espacio en las calles de Valladolid podría estar en riesgo.

Por otra parte, los carriles bus taxi se convertirán en carriles de «uso restringido», ampliando su disponibilidad para otros tipos de vehículos. Además, se eliminarán las referencias a ciertos viales, incluyendo la Avenida de Gloria Fuertes y la Avenida de Miguel Ángel Blanco.

En conclusión, la pérdida de espacio para carriles bici en Valladolid es un hecho. Este cambio en la normativa deja en el aire interrogantes acerca de la apuesta de la ciudad por la movilidad sostenible. 

 

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos