Lunes, 24 de junio de 2024
Buscar
Lunes, 24 de junio de 2024
Buscar

Israel mata en Gaza a siete trabajadores de la ONG de ayuda humanitaria dirigida por el chef español José Andrés

Israel mata en Gaza a siete trabajadores de la ONG de ayuda humanitaria dirigida por el chef español José Andrés

La ofensiva de Israel en Gaza se ha cobrado un nuevo y trágico capítulo con el ataque perpetrado por las Fuerzas de Defensa de Israel contra un convoy humanitario de la organización World Central Kitchen (WCK), dirigida por el reconocido chef español José Andrés. El lamentable incidente, ocurrido el pasado lunes, se saldó con la muerte de al menos siete trabajadores de la ONG, incluyendo ciudadanos extranjeros y palestinos, lo que ha desatado una ola de condena internacional y ha generado llamados a una investigación exhaustiva por parte de las autoridades israelíes.

Un ataque mortal contra la ayuda humanitaria en Gaza.

Según el comunicado emitido por la propia WCK, el equipo humanitario viajaba en dos vehículos blindados claramente identificados con el logo de la organización cuando uno de ellos fue impactado por un misil lanzado por el Ejército de Israel. Entre las víctimas se encontraban ciudadanos británicos, polacos, australianos y un individuo con doble nacionalidad estadounidense-canadiense, además de tres palestinos locales. Este suceso ha sido catalogado como una «tragedia» por parte de la ONG, que ha exigido una respuesta contundente por parte de las autoridades israelíes.

El incidente ha suscitado una respuesta inmediata por parte de las Fuerzas de Defensa de Israel, que a través de su portavoz, el general Daniel Hagari, han anunciado una revisión exhaustiva de los hechos para esclarecer las circunstancias que rodearon el ataque. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu ha reconocido el ataque «no intencionado» entre lamentos, asegurando que «haremos todo lo posible para que no vuelva a suceder». Además, han reiterado su compromiso de colaborar estrechamente con WCK en la distribución de alimentos y ayuda humanitaria en la región de Gaza, donde la situación humanitaria se ha vuelto cada vez más desesperada debido al prolongado conflicto.

Reacciones de condena y llamados a la rendición de cuentas.

El chef José Andrés, fundador de WCK, expresó su profunda consternación por la pérdida de varios miembros de su equipo en el ataque y responsabilizó directamente a Israel de lo sucedido. En declaraciones a X, José Andrés lamentó la pérdida de sus «hermanos y hermanas» y exigió que el gobierno israelí detenga lo que describió como una «matanza indiscriminada» de trabajadores humanitarios en la región.

La condena al ataque no se ha limitado a las palabras del chef español. Varios países, incluyendo Australia y Estados Unidos, han exigido explicaciones y rendición de cuentas por parte de Israel. El primer ministro australiano, Anthony Albanese, calificó el ataque como «completamente inaceptable» y anunció que su gobierno ha iniciado contactos directos con las autoridades israelíes para esclarecer lo sucedido. De manera similar, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez ha comunicado que «espero y exijo que el Gobierno de Israel aclare las circunstancias de este brutal ataque». También Estados Unidos, tradicional aliado de Israel, ha instado a una investigación rápida y exhaustiva del incidente, subrayando la importancia de proteger a los trabajadores humanitarios en situaciones de conflicto.

Un llamado a la responsabilidad y la justicia.

En medio de la tragedia y el dolor, el incidente ha generado un llamado unánime a la responsabilidad y la justicia. La muerte de los trabajadores humanitarios de WCK es un recordatorio sombrío de los peligros que enfrentan aquellos que se dedican a proporcionar ayuda en medio de conflictos armados. Es fundamental que las autoridades internacionales investiguen este ataque de manera exhaustiva y transparente, y que se tomen medidas contra Israel para prevenir futuras tragedias similares.

El genocidio de Israel en Gaza ha cobrado un precio demasiado alto en vidas humanas y sufrimiento, y es responsabilidad de la comunidad internacional trabajar hacia una solución pacífica y duradera. Solo a través del diálogo y la cooperación se podrá alcanzar una paz sostenible en la región, y es crucial que todas las partes involucradas en el conflicto asuman su responsabilidad y se comprometan a trabajar hacia ese objetivo común.

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos