Viernes, 14 de junio de 2024
Buscar
Viernes, 14 de junio de 2024
Buscar

La UVa confirma la eficacia del Índice de Riesgo Glucémico

La UVa confirma la eficacia del Índice de Riesgo Glucémico

La Universidad de Valladolid, en colaboración con el Hospital Clínico Universitario, ha alcanzado un logro significativo en el campo de la endocrinología. Su reciente estudio ha validado la eficacia del Índice de Riesgo Glucémico (GRI) en pacientes reales con diabetes tipo 1. Este estudio, que es el primero de su tipo a nivel mundial, involucró a 202 individuos, incluyendo 137 adultos y 65 niños.

Publicado en la prestigiosa revista Journal of Diabetes Science and Technology, el estudio fue liderado por el profesor Gonzalo Díaz Soto de la UVa. Ha recibido reconocimiento por parte del Centro de Investigación en Endocrinología y Nutrición, destacando por su contribución significativa en revistas científicas de alto impacto.

Un gran paso hacia adelante en el tratamiento de la diabetes tipo 1.

El GRI, una herramienta para la monitorización continua de glucosa, es esencial en el tratamiento de la diabetes tipo 1, una enfermedad autoinmune que afecta a una proporción considerable de la población mundial. El sensor de monitorización continua, implantado en el brazo o abdomen, proporciona datos detallados sobre los niveles de glucosa en sangre.

Antes de la introducción del GRI, los especialistas se enfocaban en el ‘tiempo en rango’ (TIR), que mide el porcentaje de tiempo que los niveles de glucosa se mantienen dentro de un rango objetivo. Sin embargo, el TIR no refleja las variaciones críticas como la hipoglucemia o hiperglucemia. El Índice de Riesgo Glucémico aborda esta limitación al evaluar varios parámetros relacionados con la glucosa, ofreciendo un resultado numérico que integra tanto el tiempo en rango como los períodos fuera de este.

El valor del GRI varía entre 0 (óptimo) y 100 (pésimo), proporcionando una medida clara y analizable para el control de la diabetes. Aunque se había probado en estudios clínicos con adultos, la evaluación en una cohorte real de pacientes, incluyendo niños, no se había realizado hasta este estudio.

Los resultados de esta investigación confirman la efectividad del GRI en pacientes de todas las edades, marcando un avance importante en el manejo de la diabetes tipo 1. Este descubrimiento no solo mejora la comprensión y el tratamiento de la enfermedad, sino que también representa un paso adelante en la calidad de vida de los pacientes afectados.

 

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos