Domingo, 23 de junio de 2024
Buscar
Domingo, 23 de junio de 2024
Buscar

«Seguimos Activos»: El Ayto. de Valladolid restringe actividades para personas mayores de 70 años

Seguimos Activos

En un comunicado realizado a las personas usuarias, el Ayuntamiento de Valladolid ha anunciado cambios significativos en su oferta de actividades deportivas y de ocio para las personas mayores. A partir del 1 de enero de 2024, el programa «Seguimos Activos» reemplazará automáticamente al anterior «Club de Ocio y Tiempo Libre» para las personas mayores de 70 años, pero con una oferta más limitada y condiciones que suscitan preocupación.

La iniciativa «Seguimos Activos», aunque se presenta como una evolución del programa anterior, reduce drásticamente las actividades disponibles. De un abanico amplio que incluía Aeróbic, Aerozumba, Entrenamiento Interválico, y acceso ilimitado a piscinas municipales, ahora se limita a ritmo y coordinación, gimnasia suave, de mantenimiento y pilates. Además, el acceso a las piscinas municipales ya no está incluido, sino que requiere un bono aparte.

Esta polémica llega a nosotros gracias a una fuente afectada, cuya madre, usuaria del programa, se ve perjudicada por esta decisión. Según el documento recibido, todas las personas mayores de 70 años inscritas en el «Club de Ocio y Tiempo Libre» serán migradas automáticamente al nuevo programa «Seguimos Activos», a menos que comuniquen su baja antes del cambio. Esta imposición ha generado malestar, especialmente porque muchas de estas personas habían encontrado en el programa anterior no solo una fuente de salud física, sino también un espacio social vital para su bienestar emocional.

"Seguimos Activos" : El Ayto. de Valladolid restringe actividades para personas mayores de 70 años
Documento emitido por la Fundación Municipal de Deportes de Valladolid

Rotura impuesta de grupos y lazos sociales.

La preocupación no es menor. Para muchos, este cambio implica no sólo la pérdida de actividades que disfrutaban, sino también la exclusión de los grupos sociales formados a lo largo de los años. En una etapa de la vida donde la soledad no deseada es un riesgo real, la imposición de estos cambios puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de los mayores.

El Ayuntamiento, por su parte, defiende la reestructuración como una adaptación necesaria a las necesidades de un grupo de edad específico. Sin embargo, la falta de opciones y la obligatoriedad del cambio plantean interrogantes sobre la sensibilidad y la inclusión en la toma de decisiones municipales.

 

Más en Nexo Noticias

Te recomendamos