Jueves, 13 de junio de 2024
Buscar
Jueves, 13 de junio de 2024
Buscar

TLP propone una moratoria de todos los proyectos de plantas eólicas y fotovoltaicas en la provincia hasta la aprobación de un plan de ordenación territorial de los recursos energéticos

Julio Pereda TLP

El diputado Julio Pereda, del grupo provincial TLP – Izquierda Unida, Podemos, Verdes Equo, Alianza Verde, ha registrado una moción para su debate en el pleno de este viernes en la Diputación de Valladolid. En ella, expresa su preocupación por la proliferación descontrolada de parques eólicos y fotovoltaicos en la provincia, que está causando perjuicios al medio ambiente, al desarrollo rural y a otros sectores económicos.

Pereda sostiene que «leer todos los días en los boletines oficiales nuevas autorizaciones para la construcción de plantas de energía en la provincia da una idea de la magnitud de lo que se nos viene encima. Esto se está realizando sin ningún tipo de control, saturando el territorio, sin atender a una lógica en cuanto a protección del paisaje, a los valores naturales y a otros recursos que constituyen un desarrollo rural sostenible, lo que está generando conflicto social y más despoblación».

Renovables sí, pero teniendo en cuenta al territorio.

La moción solicita la elaboración de un plan de ordenación territorial que regule los recursos energéticos de Castilla y León, teniendo en cuenta la protección del paisaje, el desarrollo rural, las infraestructuras, la agricultura, la ganadería, las actividades extractivas, el turismo y el patrimonio. Para ello, propone realizar un estudio cartográfico que analice la capacidad de carga que puede asumir cada comarca, considerando el impacto ambiental, económico y social de estas instalaciones.

Asimismo, la formación pide que se declare la paralización temporal de todos los proyectos de centrales de energía eólica y fotovoltaica en la provincia hasta la aprobación del mencionado plan.

La asociación SOS Montes Torozos denuncia que la instalación de un macroparque con 580 aerogeneradores en su comarca «además de crear un paisaje apocalíptico, provoca serios problemas de viabilidad a los negocios locales, que se verán incrementados con las nuevas plantas fotovoltaicas en proyecto que ocuparan más de 3.300 hectáreas».

Desde TLP se muestran a favor de las energías renovables, pero entienden que su desarrollo debe ser ordenado y sin causar graves perjuicios al medio rural. Como alternativa, proponen localizar las plantas energéticas en parcelas con declaración de suelo industrial, cubiertas de casas, edificios y naves industriales, así como en medianas o cunetas de carreteras y vías de ferrocarril.

«Si Castilla y León no lo hace de forma urgente, puede que el futuro de algunos de los pueblos de nuestra provincia esté condenado para siempre», afirman desde TLP, advirtiendo que otras comunidades autónomas ya están legislando en este sentido.

 

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos