Jueves, 13 de junio de 2024
Buscar
Jueves, 13 de junio de 2024
Buscar

García-Gallardo, el Vicepresidente de la Junta CyL con vínculos fascistas que solo trabaja en las concentraciones de extrema derecha

García-Gallardo, el Vicepresidente de la Junta de Castilla y León

“Esas lecheras a la frontera” fue una de las proclamas que inició el Vicepresidente de la Junta de Castilla y León Juan García-Gallardo en uno de los muchos actos que están organizando la derecha y la extrema derecha por España.

Otros de los grandes éxitos son: “Marlaska maricón”, “Felipe VI, masón, defiende a tu nación” o insultos contra la Policía Nacional llamandoles «cobardes» y gritando «contra los moros no tenéis cojones», al tiempo que les animaban a apoyar la protesta.

Durante estas últimas noches hemos podido ver como se producen encendidos de bengalas coreando al unísono frases contra la izquierda como «puto rojo el que no bote», «Pedro Sánchez hijo de puta» o «Pedro Sánchez, vamos a por ti».

También hemos podido ver como personajes bien conocidos de la extrema derecha como la líder del grupo neonazi Bastión Frontal, Isabel Medina Peralta, se subía junto a otro hombre al techo de un quiosco de tabacos haciendo el saludo nazi y portando una bandera con la cruz de Borgoña. Mientras se cantaba el Cara al Sol unido a gritos de «yo soy fascista» o «la Constitución destruye la nación» 

El teatro peligroso de lo absurdo: García-Gallardo en acción.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León actualmente adorna sus redes sociales con un símbolo inspirado en el “Wolfsangel” nazi, presente en las concentraciones de ultraderecha de los últimos días.

Su tendencia a la provocación y al escándalo se evidencia en múltiples frentes, desde altercados en las Cortes de Castilla y León hasta su participación en las últimas concentraciones y protestas.

La política de García-Gallardo, que parece sacada de una barra de bar franquista de los años 60 o de un tuit impulsivo, contrasta con la seriedad y responsabilidad que requiere su cargo. Su negacionismo y sus posturas extremistas no sólo amenazan el progreso de la comunidad, sino que también ponen en peligro la propia democracia y las instituciones.

Su postura negacionista y sus vínculos ideológicos no son sólo con el franquismo sino con el «trumpismo» más reaccionario. Recientemente, en un discurso en el Colegio San Agustín de Salamanca, cuestionó si el CO2 es un gas contaminante, a pesar de que expertos y organismos internacionales han señalado que las emisiones actuales de CO2, exacerbadas por la actividad humana, son una de las principales causas del cambio climático.

Los preocupantes orígenes de Juan García-Gallardo.

García-Gallardo ha sido objeto de debate por sus conexiones familiares con el régimen de Franco. Su abuelo materno, Juan Frings Mayer, recibió la nacionalidad española directamente de manos de Francisco Franco en 1963, un gesto que denota la estrecha relación y confianza entre las familias Frings Mayer y Franco. Estos vínculos familiares con el dictador arrojan luz sobre las influencias que podrían haber moldeado las opiniones y posturas políticas de Juan García-Gallardo.

En sus redes sociales, García-Gallardo ha defendido el franquismo con vehemencia, llegando a cuestionar por qué el franquismo era peor que la democracia. Su extremo posicionamiento y sus posturas reaccionarias y anticuadas han generado críticas no solo de la oposición, sino también desde dentro del PP, sus socios de gobierno.

García-Gallardo ha negado la existencia de la violencia machista, incluso en casos tan trágicos como el reciente asesinato de una mujer en Palencia. A pesar de la evidencia y la condena pública, el político definió el incidente como una «tragedia familiar» y sostuvo que «la violencia no tiene género».

Un Nuevo Golpe del Siglo XXI.

La alianza entre el Partido Popular (PP) y VOX se configura como un ataque coordinado a los cimientos democráticos del país desde su vertiente institucional. Utilizando su influencia en el Senado y su presencia en el gobierno de varias comunidades autónomas, esta alianza no solo promueve una agenda conservadora, sino que también amenaza con desestabilizar el equilibrio político y social.

Su poder en estas instituciones se ha convertido en una herramienta para impulsar políticas que reflejan una ideología excluyente y retrógrada como estamos viendo recientemente con Ayuso en Madrid queriendo borrar los avances en materia de derechos LGTBI+.

Pero esto es solo la punta del iceberg,  el sector conservador de este país, formado por brazos policiales, mediáticos y judiciales, ha decidido abrazar el golpismo en una lógica patrimonialista del poder.  Las maniobras golpistas son más numerosas y graves, involucrando a actores como el sindicato ultraderechista de la Policía Nacional Jupol y sus homólogos de Jucil en la Guardia Civil, o  jueces como García Castellón. Estos movimientos incluyen pronunciamientos acerca del «fin del Estado de derecho», publicaciones de informes comprometedores e imputaciones a medida (con filtraciones previas a prensa) por terrorismo, como la de Carles Puigdemont y Marta Rovira.

Estas acciones se amplifican mediante los medios de comunicación que poseen la derecha y la extrema derecha, creando un ambiente social que justifica las acciones de aparatos no electos del Estado para subvertir el mandato salido de las urnas. El golpe, con un ruido de sables cada vez más evidente, amenaza con consecuencias irreversibles para el sistema democrático.

Un Panorama Inquietante para la Democracia Española.

La situación actual, con la unión de fuerzas políticas, judiciales, de seguridad y mediáticas, presenta un escenario inquietante para la democracia española. La figura de Juan García-Gallardo en Castilla y León es un reflejo tosco y caricaturizado de una estrategia más amplia que amenaza con socavar los principios democráticos del país. Este nuevo golpe del siglo XXI, sutil pero poderoso, requiere una respuesta firme y coordinada de todos los sectores comprometidos con la defensa de la democracia y la pluralidad. La lucha por mantener un Estado democrático, justo y transparente es más crucial ahora que nunca.

 

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos