Viernes, 14 de junio de 2024
Buscar
Viernes, 14 de junio de 2024
Buscar

El informe del Defensor del Pueblo no deja dudas: La Iglesia ocultó 400.000 víctimas de pederastia

El informe del defensor del pueblo no deja dudas: La iglesia ocultó 400.000 Víctimas de pederastia

El Defensor del Pueblo ha sacado a la luz un informe que no deja lugar a dudas: la Iglesia, durante décadas, ha ocultado y minimizado el abuso a más de 400.000 víctimas en España. El órgano constitucional en su primer informe oficial, incluye una encuesta en la que se recoge que en torno al 0,6% de los españoles ha sufrido abusos por parte de un sacerdote o alguna persona del entorno religioso.

El peso del silencio.

Ángel Gabilondo. Defensor del Pueblo. Informe abusos de la iglesia católica.
Ángel Gabilondo. Defensor del Pueblo.

«Lo que ha ocurrido ha sido posible por el silencio», ha señalado el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo. Esta contundente afirmación resalta la actitud de la Iglesia ante un problema que ha afectado a miles de personas. Durante años, la respuesta de la Iglesia católica ha sido la negación y la minimización. «No es verdad que nadie lo sabía», apuntó Gabilondo, subrayando la voluntad de ocultamiento de los abusadores en ciertas instituciones eclesiásticas.

Un mal endémico.

El estudio, basado en entrevistas a 487 víctimas y en un sondeo realizado por la empresa Gad3 sobre una muestra de 8.013 personas, concluye que el abuso sexual infantil cometido en un ámbito religioso es un problema que ha afectado en España a un 1,13% de las personas adultas. Se estima que más de 400.000 adultos en España pudieron haber sufrido abusos en el ámbito religioso. De ellos, el 84% eran hombres.

Estas cifras, aunque alarmantes, podrían ser solo la punta del iceberg, ya que muchas víctimas, por miedo o vergüenza, nunca llegan a denunciar.

La Iglesia y la cultura del ocultamiento.

El informe del Defensor del Pueblo es claro: la Iglesia no solo negó y ocultó los abusos, sino que en muchos casos trasladó a los abusadores a otras parroquias, centros docentes e incluso a otros países. Esta práctica, repetida en numerosas ocasiones, evidencia una estrategia de protección hacia los pederastas en detrimento de las víctimas.

La inacción de los poderes públicos.

Pero la Iglesia no es la única señalada. Los poderes públicos también han sido criticados por carecer durante años de procedimientos adecuados para «prevenir, detectar y reaccionar» contra esta lacra en los centros escolares eclesiásticos. No fue hasta 2021 cuando se introdujeron mecanismos y procedimientos de detección y prevención.

Reparación y reconocimiento.

El estudio recoge testimonios desgarradores de víctimas que recalcan los «problemas emocionales y de conducta» que padecen como consecuencia de los abusos. Muchas de ellas han experimentado síntomas depresivos, sentimientos de vergüenza, estigmatización y hasta pensamientos suicidas.

Ante la magnitud del problema, el Defensor del Pueblo propone la creación de un «fondo estatal» para compensar a las víctimas. Además, sugiere la realización de un «acto público» de «reconocimiento y reparación simbólica» a las víctimas por el prolongado período de desatención.

«Es inevitable que la Iglesia colabore económicamente en la reparación», afirmó Gabilondo.

El Silencio Político y las Conexiones Ideológicas.

La postura de Vox, representada hace más de un año por figuras como Iván Espinosa de los Monteros, ha sido la de negarse a investigar los casos de pederastia en la Iglesia. Con el argumento de que tales investigaciones son intentos de la izquierda y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para «acabar» con la Iglesia.

La resistencia de Vox a respaldar las investigaciones sobre los abusos en la Iglesia se alinea con su ideología ultraconservadora. La sombra de «El Yunque», una organización secreta, ultracatólica y de extrema derecha, planea sobre Vox desde sus inicios. La relación de García-Gallardo con el despacho de abogados que tiene vínculos con protectores de El Yunque, y las evidencias que sugieren que esta organización ha tenido un papel en la formación y financiamiento inicial de Vox, ponen de manifiesto una agenda política reaccionaria y con ensoñaciones de tiempos oscuros como la inquisición.

Esta conexión con El Yunque, junto con otros vínculos ultraconservadores entre los que destacan el gobierno de Israel o figuras como Le Pen o Viktor Orban refuerza la postura de Vox y su negativa a investigar los abusos en la Iglesia, mostrando una convergencia ideológica que va más allá de las fronteras nacionales.

 

Más en Nexo Noticias.

 

Te recomendamos