Lunes, 18 de junio de 2024
Buscar
Lunes, 18 de junio de 2024
Buscar

PP y Vox vuelven a retirar la bandera arcoíris

Una nueva polémica se desata en el ambiente político y social de Valladolid al removerse la bandera arcoíris, el símbolo internacional del colectivo LGTBI, de una transitada calle, poniendo en entredicho las políticas de diversidad del gobierno municipal compuesto por PP y VOX.

Durante un lapso de 12 horas, un emblema de diversidad y tolerancia, la bandera arcoíris, fue retirada de la calle de Arribas. Durante siete años, la banderola, que colgaba del local conocido como el bar Kafka, no había tenido problemas. Sin embargo, esta semana, el escenario cambió.

El martes, las fuerzas de la Policía Municipal de Valladolid se dirigieron a los propietarios del local, insistiendo en su retirada. Aparentemente, un camión de mudanzas estaba teniendo dificultades para transitar debido a la ubicación de la bandera.

Aunque las quejas vinieron por una supuesta causa práctica, David Zarain y Jorge Abril, los dueños del bar Kafka, cuestionaron esta versión, pues la bandera nunca había supuesto un problema antes. Pese a todo, cumplieron con la petición. Sin embargo, las 12 horas de ausencia de la bandera arcoíris no pasaron desapercibidas, y la polémica en redes sociales se encendió.

La presión popular obligó al gobierno municipal a tomar partido. Rodrigo Nieto, concejal de Servicios Sociales del PP, intervino, asegurando que la banderola podría volver a su lugar. Por ende, a las nueve de la noche del jueves, la bandera fue reinstalada.

Con PP y VOX esto parece ser tendencia.

Este incidente ha puesto en relieve las tensiones entre las políticas de los partidos PP y VOX y los derechos y la visibilidad del colectivo LGTBI. En la ciudad de Valladolid, los partidos de la derecha y la ultraderecha parecen estar generando controversia al enfrentarse a las expresiones de diversidad sexual. La incidencia con la bandera arcoíris refuerza este debate, haciendo surgir preguntas sobre el verdadero compromiso de estos partidos con los derechos y la diversidad.

El incidente ha servido para abrir una conversación sobre las políticas de diversidad sexual y el trato del colectivo LGTBI por parte del gobierno de Valladolid. La breve desaparición de la bandera arcoíris de la calle de Arribas ha tenido un impacto significativo, no sólo en la ciudad, sino en toda la comunidad LGTBI y en aquellos que luchan por la igualdad y la diversidad.

 

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos