Lunes, 24 de junio de 2024
Buscar
Lunes, 24 de junio de 2024
Buscar

Los precios en el campo cada vez más insostenibles

Los precios en el campo cada vez más insostenibles

Este 3 de julio, el mercado agrícola en Salamanca presentó una imagen preocupante para los agricultores y ganaderos, con la inestabilidad de los precios en el campo alcanzando niveles alarmantes. Entre bajadas en productos clave como el vacuno de carne, ibérico y maíz, una excepción sorprendente: la paja aumentó en 9 euros.

El maíz fue el único cereal que registró variaciones de precios, perdiendo un euro y estableciéndose en 257 €/T. En el caso de los forrajes, la alfalfa se mantuvo en 400 € mientras que las vezas se quedaron en 325 €, a tono con la sesión anterior. No obstante, la paja emergió con un incremento de nueve euros, llegando a 127 euros por tonelada.

En cuanto al mercado del ovino, se notó una ligera subida en las dos categorías más ligeras, logrando un precio de 5,50 euros por kilo para los lechazos de menos de 11 kilos y 4,90 euros para los de 11/13 kilos.

En el terreno del porcino, no hubo cambios significativos, mientras que el ibérico experimentó una disminución. Cabe destacar la reducción de 0,02 euros en el “cebo de campo”, ubicándose entre 2,50 y 2,60 euros por kilogramo.

La mesa de vacuno de vida evidenció un cambio en la tendencia a la baja de las últimas semanas, con los terneros machos manteniéndose en 3,90 euros por kilo vivo y las hembras en 3,02 euros. Las vacas, por su parte, mostraron un leve aumento, alcanzando los 4,23 euros por kilo.

Sin embargo, el mercado no fue tan generoso con los animales de menos de 12 meses, con los machos cayendo a 5,50 euros y las hembras a 5,61 euros por kilo canal. Los añojos también experimentaron una disminución, situándose a 5,42 euros por kilogramo.

La situación en el mercado agrícola se complica aún más cuando observamos la presencia de animales que entran al mercado, que en la última sesión fue de 971 cabezas, casi 500 menos que en la sesión anterior.

La provincia de Salamanca y el país en su conjunto están experimentando una decadencia progresiva en el sector primario. En Salamanca, la espiral descendente de los precios en el campo se evidencia en el aumento del costo de los cereales y el alimento para el ganado, mientras que los beneficios de los ganaderos, representados en el precio del ganado, siguen disminuyendo. Esto plantea serias preocupaciones sobre la viabilidad y sostenibilidad del sector agrícola, que es fundamental para la economía y el sustento de muchas familias.

 

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos