Lunes, 24 de junio de 2024
Buscar
Lunes, 24 de junio de 2024
Buscar

Solicitan el cierre de la escuela de tortura de Salamanca

La Fundación Franz Weber ha instado a cerrar la escuela taurina dependiente de la Diputación Provincial, la cual podemos catalogar como una auténtica escuela de tortura. La solicitud surge en cumplimiento de una recomendación formulada por el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas en 2018.

En un país donde la tauromaquia está profundamente arraigada, esta solicitud pone en primer plano la tensión entre tradición y derechos humanos. La escuela de tortura de Salamanca enseña a niños de tan solo 14 años cómo participar en la cruel práctica de maltratar jóvenes bóvidos. La Fundación argumenta que la escuela justifica el maltrato animal con un supuesto interés tradicional o cultural.

Los naturalistas han expresado preocupación por cómo la Diputación de Salamanca utiliza los recursos públicos, fomentando que jóvenes puedan maltratar animales y exponerse a riesgos médico-sanitarios. Esto perpetúa una actividad que recibe un considerable rechazo público.

Además, se han otorgado subvenciones de 218.000 euros para ayuntamientos y ganaderos que organicen novilladas y tentaderos para los alumnos. A pesar de la inversión, esta formación no reglada no ofrece una salida profesional digna. Existen ciclos formativos homologados que podrían ofrecer un empleo digno en lugar de enseñar a matar novillos o toros.

La participación en la escuela de tauromaquia va acompañada de comentarios y actitudes que refuerzan positivamente todo lo que ocurre en la plaza. La Fundación explica que esto contribuye a la banalización de la violencia contra los animales.

Este hecho subraya la necesidad de una revisión profunda de las prácticas asociadas con la tauromaquia, especialmente en lo que respecta a la formación de menores en esta práctica. Los derechos de los animales y el bienestar de los niños deben ser primordiales. Nuestra sociedad debe trabajar activamente para fomentar una cultura de cuidado y respeto hacia los animales. El cierre de la escuela en Salamanca podría ser un paso vital en esa dirección, marcando el comienzo de un cambio hacia una sociedad más compasiva y consciente.

 

Más en Nexo Noticias.

Te recomendamos